La gamba de Dénia, del mar a la mesa del Restaurante Brisa del Mar

La gamba de Dénia, del mar a la mesa del Restaurante Brisa del Mar

Y no sólo la gamba, si no también la cigala y el langostino o cualquier otro tipo de pescado que se capture en nuestro mar. En Brisa del Mar nos esforzamos para  disponer de todos estos mariscos frescos a diario, para ello contamos con un puesto de compra desde hace décadas en la lonja de Dénia. La historia es así: las barcas salen a pescar a las 5 de la mañana ( no pueden salir antes por ley) de la bocana del puerto de Dénia, viajan hasta el canal, una profunda sima que está más cerca Ibiza que de Dénia, y a una profundidad de  600 metros pescan el preciado producto. Más cerca de la costa, a una profundidad de 400m pescan cigala, langostino y peces diferentes según la temporada. A eso de la cuatro de la tarde van llegando las barcas a puerto y descargan la pesca. Onofre Aranda es el que recorre la lonja viendo y seleccionando el producto ” hay que mirarles los ojos”, los ojos que brillan son los más frescos. Hay que seleccionar bien la materia prima ya que tiene muchos pretendientes. Seguidamente se carga el producto en la furgoneta frigorífica y se transporta hasta la cocina del restaurante. Una vez en la cocina manos expertas tratan el producto que llegua a las mesas de los comensales para deleite de estos. La fuerza de nuestro restaurante  está en el producto, un producto que se recoge en origen y que por tanto es de primera calidad y al mejor precio. ¿Cocidas o a la plancha? El acierto es elegir cocidas que  es donde se aprecia...